Los peces también se enamoran

Los peces también se enamoran

Era octubre de 2010 y la rutina universitaria volvía un año más a la vida de Sara. Había sido un buen verano pero ya tenía ganas de volver a las aulas y también de retomar sus clases como catequista en la parroquia de los Redentoristas, a la que cariñosamente llamaban la parroquia de ‘Los Peces’.

Este año le hacía especial ilusión ya que su amigo Carlos había propuesto juntar a todos los jóvenes de la parroquia para crear un grupo. Sara no lo dudó dos veces y se sumó a la iniciativa. Lo que no sabía es que un nuevo “pececillo” le cambiaría la vida.

En noviembre, el grupo ya estaba formado. Sara estaba muy emocionada y  contenta ya que Elena y Macarena, dos de sus amigas también se habían apuntado. La primera reunión no tardó en programarse. Desafortunadamente Sara no pudo ir, tenía otros compromisos. En aquel primer encuentro, muchas fueron las caras nuevas pero hubo una en concreto que llamó la atención de Carlos.

Nada más terminar la reunión, Carlos llamó a su amiga. “Sara, ha venido un chico muy guapo y simpático que pega mucho contigo”, le dijo para llamar su curiosidad. “Se llama Santi”. Sara no hizo mucho caso. Por aquel entonces tenía su mente ocupada en otras cosas. En la siguiente reunión, Sara no pudo evitar fijarse en Santi después de la insistencia de su amigo. Le parecía mono pero no saltó ninguna chispa.

Los meses pasaron y sin darse cuenta Semana Santa había llegado. El grupo de la parroquia decidió pasar la Pascua en Cercedilla. Todos los amigos hicieron un viaje al pequeño pueblo madrileño. La relación entre Sara y Santi era prácticamente inexistente. El grupo era muy grande y apenas habían tenido ocasión de charlar el uno con el otro. Uno de los días en Cercedilla mientras tomaban café y hablaban animadamente de cine Santi confesó:

Pues a mi me encantan Paco Martínez Soria y Manolo Escobar.

Toda la mesa se echo a reír. Las carcajadas no paraban pero lo más divertido es que todas las cabezas giraron en dirección a Sara. Ella no podía parar de reír después de aquel descubrimiento. Sara era un fan absoluta de ambos artistas y le pareció curioso que Santi también lo fuese. ¿Sería esa una primera chispa?

Las semanas volvieron a pasar y llegó la primavera. Varios amigos de la parroquia se juntaron una noche para cenar. Entre ellos, estaba Sara y Carlos. A Sara ya le había picado el gusanillo con Santi y le dejó caer a Carlos: “Oye, podríamos llamar a Santi para que se uniera a la cena , ¿no?”. Carlos se percató de las intenciones de su amiga y le dijo: “A ver Sara, nunca he llamado a Santi y me da vergüenza”. “Venga anda”, le insistió Sara. Finalmente, Carlos cedió y llamó a Santi que se apuntó al plan. La cena fue un éxito. Sara y Santi pudieron conocerse mejor y desde aquel día empezaron a salir juntos en grupo.

Cada noche que salían, Sara llevaba a Santi a su casa en coche. Él vivía en Plaza de Castilla y ella en Alcobendas así que le pillaba de camino. El trayecto nocturno se convirtió en ritual para ellos. Era una forma de conocerse mejor y de compartir confidencias. De hecho, muchas noches se quedaban horas y horas hablando. Tenían que reconocer que su amistad había crecido mucho y se sentían a gusto. Después de varios meses, en uno de aquellos viajes Sara decidió actuar. Paró su Seat Altea XL rojo frente a la casa de Santi y antes de despedirse le dijo:
Santi, tengo que confesarte algo. Me gustas mucho. Me siento muy cómoda a tu lado y me encantaría intentar tener algo más contigo.

Santi se quedó muy sorprendido. Para él, Sara era una buena amiga. La quería mucho pero no sentía lo mismo. La negativa de Santi tocó el corazón de Sara, pero para nada ella iba a permitir que su amistad se estropear por aquello. Por su parte, Santi se quedó triste pero sabía que no podía hacer nada. Al domingo siguiente, Sara no fue a misa. Al no verla, Santi se preocupó y le escribió un mensaje. Temía que su amiga estuviera mal por su culpa. Al recibir el texto, Sara se rió y le contesto: “No he ido porque estoy enferma, nada más,jajajaja”.

El verano tocó a la puerta y, con él, llegó una chica a la vida de Santi. Fue una historia pasajera que se esfumó con los últimos rayos de sol que dejó Septiembre. El verano afianzó la amistad entre Santi y Sara. Se hicieron muy confidentes tanto que se contaban sus amoríos veraniegos. Con el frío volvió la universidad y las noches de fiesta. Ese año Santi decidió unirse al grupo de amigos de Sara y los viajes Plaza Castilla-Alcobendas volvieron a convertirse en un ritual.

Después de cuatro meses y tras la resaca de las Navidades Sara y Santi quedaron con sus amigos para salir de marcha. Era 13 de enero y acaban de retomar las clases en la universidad y quedaban pocos fines de semana para salir antes de los exámenes de febrero. Se lo pasaron en grande y al terminar la noche Santi subió en el Seat rojo de Sara para volver a casa.

Cuando llegaron a Plaza de Castilla, Sara aparcó frente a la casa de Santi y apagó el motor. Santi levantó la mirada y se encontró con los ojos de Sara.

Sabes Sara, – dijo tímidamente – la visión de la mujer de mi vida ha cambiado.
– ¿Ah, sí? – contestó Sara con curiosidad – ¿y ahora cómo es? –preguntó.
– Como tú

Sara se quedó perpleja, no sabía que decir. No se esperaba ni mucho menos la confesión de Santi. Enseguida sonrió y se fundió en un tierno beso con el hombre que se había ganado su corazón y que ahora le correspondía.

Sara y Santi se casan el próximo 13 de abril de 2013. Se darán el “sí, quiero” en la parroquia que les unió, la de ‘Los Peces’ y la ceremonia estará oficiada por Carlos, el gran amigo y confesor de Sara.

Para nosotros este post es muy especial porque Sara es una de las fundadoras de ‘La Pecera Eventos’, una pequeña empresa que nos encanta y que además esta semana cumple 1 añito de vida!! Macarena y Elena han querido aprovechar la ocasión para darle una sorpresa muy especial a Sara y han sido las encargadas de contarnos la historia de amor de sus amigos.


Os deseamos toda la felicidad del mundo pececillos, ha sido un placer colaborar con vosotros ^^.

(Texto: Bárbara Cervigón/ Ilustración: Alicia Sánchez)

18 Comments
  • Marieta

    noviembre 14, 2012 at 8:18 am

    Ooooooooooooooh que bonito, aix aquí estoy toda emocionada!!! Bárbara me encanta esta sección!! ole! besotes chicas!

    • cuentosdeboda

      noviembre 14, 2012 at 9:20 am

      Gracias Marieta! me alegro mucho de que te haya gustado. Las Bloggers in Love sois geniales!!^^

  • Pablo

    noviembre 14, 2012 at 8:39 am

    OOOH!! Qué chula la historia!! Mereció la pena haber estado durante una cena entera escuchando cómo Sara contaba todo con miles de detalles! En ella no se cumple lo de la “memoria pez”!
    Enhorabuena por el trabajo, ¡esto es arte!, Ya te avisaré dentro de unos añitos 😉

    • cuentosdeboda

      noviembre 14, 2012 at 9:21 am

      Muy buen trabajo de pececillos detectives 😉 Pablo! Ha sido un placer!

  • Pablo

    noviembre 14, 2012 at 8:40 am

    Por cierto… Yo, como Santi soy otro de los chicos/ consorte/ pececillo.

  • Sara

    noviembre 14, 2012 at 8:53 am

    “La prota”… ME ENCANTA!!!!! MUCHAS GRACIAS CHICAS!!! Estoy en el trabajo y me he tenido que ir al baño para no echar las lagrimitas en el ordenador!!!!! Gracias Bárbara y Alicia!!! Sois geniales todos!!!!!!!!!!!! No dejaré de recomendaros!!!!! Gracias gracias gracias!!!!

    • cuentosdeboda

      noviembre 14, 2012 at 9:25 am

      ¡Hola Sara! nos alegramos muchíiiiisimo de que te haya gustado pero no habría sido posible sin Macarena y Elena :D. ¿Ahora ya entiendes el sentido de aquella cena misteriosa llena de preguntas?ggg. De verdad, ha sido precioso poder contar vuestra historia. Eres una prota maravillosa y, sobretodo, muy luchadora! Te llevaste el PEZ al agua!!. Un abrazo fuerte!

  • Macarena

    noviembre 14, 2012 at 9:03 am

    Enhorabuena!!! nos ha encantadooo!!!! 🙂

    Aunque ya te lo he dicho mil veces…GRACIAS ARTISTA!!!

    Ahora soy todavia mas fan!!!

    • cuentosdeboda

      noviembre 14, 2012 at 9:26 am

      Gracias Maca!! me ha encantado esta colaboración, ha sido genial!! Hay que repetirla ^^, que todavía nos quedan 2 pececillas,gg

  • Elena

    noviembre 14, 2012 at 9:12 am

    Muchas gracias Bárbara!! Ha quedado genial!! Sois unas artistas, la imagen también es fantástica!!
    Y gracias por la entrevista!!! 🙂

    • cuentosdeboda

      noviembre 14, 2012 at 9:27 am

      Gracias Elena. La verdad es que Alicia ha hecho un trabajo maravilloso con la ilustración, ¡es muy divertida! Un abrazo y nos vemos pronto 🙂

  • Paloma

    noviembre 14, 2012 at 9:26 am

    Es precioso chicas….que detallazo!…super bonito contado…me he emocionado!!!…ya tengo ganas de que llegue el día “D”.
    un beso y buen día!!!

    • cuentosdeboda

      noviembre 14, 2012 at 9:30 am

      Muchas gracias Paloma! Deduzco que eres amiga o familiar de Sara y Santi :), espero que lo paséis genial en la boda, que sea un día de MUCHO AMOR. Un abrazo.

  • Maquíllate Conmigo

    noviembre 14, 2012 at 10:36 am

    ¡precioso cuento y preciosa ilustración! Vaya carita que se te tiene que quedar cuando recibes un regalo así… Bravo chicas y enhorabuena a la afortunada!

  • Cesar

    noviembre 14, 2012 at 1:21 pm

    Hola Bárbara,

    Vengo desde la Pecera Eventos y me ha gustado mucho conocer tu página. Tienes una idea estupenda y me parece maravilloso como transformas las historias reales en cuentos.

    Muy original.

    Besos

    • cuentosdeboda

      noviembre 14, 2012 at 2:57 pm

      Muchas gracias Cesar! siempre se agradecen estos comentarios porque dan sentido a nuestro trabajo. Un abrazo.

  • zoumana

    abril 24, 2013 at 11:45 am

    los peces se enamoran